viernes, 17 de agosto de 2007

Confesión


Ver también : Sacramentos

Este sacramento también es llamado "Confesión".Es un verdadero sacramento, instituido por Jesucristo, diverso del Bautismo y puede repetirse. La manifestación de los pecados al confesor es necesaria por derecho divino. Ha de ser de todos los pecados graves cometidos después del Bautismo o desde la última Confesión. -Cf Dezinger, Indice Sistemático, XI, E, 2,b.

Referencias Bíblicas principales:-Cristo imparte a Pedro poder para perdonar los pecados: Mateo 16,19.-Cristo da poder a los Apóstoles para perdonar los pecados: Juan 20,21-23
Sobre el deber del confesor de ser fiel al magisterioEl sacerdote debe «referir sin variantes ideológicas las enseñanzas genuinas de la Iglesia... En particular, quiero llamar la atención sobre el deber de adherir al Magisterio de la Iglesia acerca de los complejos problemas planteados en el campo bioético y de la normativa moral y canónica en el ámbito matrimonial. A veces sucede que los fieles, a propósito de ciertas cuestiones éticas de actualidad, salen de la confesión con ideas bastante confusas, en parte porque tampoco encuentran en los confesores la misma línea de juicio. En realidad, quienes ejercen en nombre de Dios y de la Iglesia este delicado ministerio tienen el preciso deber de no cultivar, y menos aún manifestar en el momento de la confesión, valoraciones personales no conformes con lo que la Iglesia enseña y proclama.No se puede confundir con el amor el faltar a la verdad por un malentendido sentido de comprensión. Juan Pablo II, 28-III-03