sábado, 18 de agosto de 2007

La Transubstanciación



En la Eucaristía permanecen el olor, color y sabor del pan y del vino; pero su substancia se ha convertido en el Cuerpo y en la Sangre de Jesucristo. Substancia es aquello por lo cual algo es lo que es. Lo que hay de permanente en el ser, por lo cual subsiste. No lo que es transitorio y accidental, que no es esencial y constante, y que necesita una substancia donde residir: como son el color, el olor y el sabor. La Hostia, antes de la Consagración, es pan de trigo. La Hostia, después de la Consagración, es el Cuerpo de Jesucristo, con su Sangre, su Alma y su Divinidad. Del pan sólo quedan las apariencias, que se llaman especies sacramentales. En el cáliz, antes de la Consagración, hay vino de uva. En el cáliz, después de la Consagración, está la Sangre de Cristo, con su Cuerpo, su Alma y su Divinidad. Del vino sólo quedan las apariencias, que se llaman especies sacramentales. Jesucristo en razón de su única Persona está entero en cada una de las dos especies sacramentales; por eso, para recibirlo, no es necesario comulgar bajo las dos especies de pan y vino: basta cualquiera de las dos para recibirlo entero. Por esto, las normas litúrgicas dicen que durante la consagración los fieles deben ponerse de rodillas, si no hay motivo razonable que lo impida. Y así lo han recordado varios obispos. En la elevación podrías decir en silencio:

«Señor mío y Dios mío, que tu santa redención consiga mi salvación eterna y la de todos los que han de morir hoy. Amén».

La palabra griega «soma» en la antropología hebrea significa cuerpo en su totalidad; no en contraposición con la sangre. Igualmente la palabra «aima» (sangre) significa lo que es el hombre en su totalidad. Cristo repite la misma idea para confirmarla, para remacharla. Es un paralelismo llamado «climático» muy frecuente en el modo de hablar hebreo.Jesucristo instituyó la Eucaristía para perpetuar por los siglos, hasta su vuelta, el sacrificio de la cruz, y alimentar nuestras almas para la vida eterna. En su Última Cena, Jesucristo instituyó el sacrificio eucarístico de su Cuerpo y de su Sangre. Jesús ofreció aquel día en el cenáculo el mismo sacrificio que iba a ofrecer pocas horas más tarde en el calvario: con anticipación, se entregó por todos los hombres bajo las apariencias de pan y vino.Con las palabras «haced esto en memoria mía», Jesús dio a los Apóstoles y a sus sucesores el poder y el mandato de repetir aquello mismo que Él había hecho: convertir el pan y el vino, en su Cuerpo y en su Sangre, ofrecer estos dones al Padre y darlos como manjar a los fieles.

2 comentarios:

victoria eugenia dijo...

HOLA ME LLAMO VICTORIA, ME SIENTO MUY TRISTE DE NO VER A TODOS ARRODILLADOS EN LA EUCARISTIA PUES NUESTRO DIOS MERECE RESOETO UNA ADMIRACION ABSOLUTA QUE SENCILLA MANIFESTACION EL DE ARRODILLARSE PERO LASTIMOSAMENTE NO LO HACEN TODOS, NECESITO INSTRUIR DE CUALQUIER MANERA A LOS QUE ASISTEN A LA EUCARISTIA PERO AUN NO TOMAN CONCIENCIA DE QUIEN ESTA PRESENTE ENTRE NOSOTROS, PUES EL ESTA AHI EN MEDIO DE TODOS NOSOTROS CREYENTES Y NO CREYENTES ORIENTENME A CERCA DE COMO ORIENTAR A LAS PERSONA PARA QUE SE ARRODILLEN ANTE NUESTRO SEÑOR

victoria eugenia dijo...

hola soy una persona inquieta por los caminos del señor, quiero asi conseguir mi santidad y asi hacerlo con muchos aportes pues me inquieta la manera de que muchas de las personas no se arrodillan en la eucaristia quiero de alguna manera imprimer el porque se debe adorrilar en la iglesia, yo lo entiendo pero ayudenme como lo hago entender a las personas para que lo entiendan por medio de documentos impresos quiero instruir les agradezco lo que puedan colaborarme mi dios me los bendiga y me los guarde ate viky